Tomás y Chini

Tomás y Chini
Tomás y Chini

miércoles, 26 de mayo de 2010

LOS GATOS EN EL ARTE - FRANCISCO DE GOYA



Retrato de Don Manuel-1784
Francisco de Goya y Lucientes
Pintor español 1746-1828
Museo de Arte Metropolitano Nueva York

viernes, 21 de mayo de 2010

LA REPRODUCCION DE LOS GATOS



LA REPRODUCCION EN LOS GATOS

Generalmente, los gatos domesticos alcanzan la edad para reproducirse entre los 7 meses y el año.
Una hembra puede estar en celo hasta 5 veces en un año. El período de gestación dura entre 63 y 65 días y el parto dura aproximadamente 2 horas. Cada camada tiene un promedio de 4 gatos, esto depende también de la raza. Los siameses usualmente tienen más los abysinius menos. Cada gatito nace en un saco amniótico individual que se rompe al nacer, en caso de no romperse, lo hace la madre, ella también corta el cordón umbilical y come la placenta, esto estimula la secreción láctea.
Los gatitos nacen ciegos y sordos. Sus sentidos comienzan a funcionar 10 a 12 días después del nacimiento. Inmediatamente después de nacer la mamá los lame, esto no solo los limpia sino que estimula la circulación. Un gato puede tener hasta 3 camadas al año, obviamente la regulación de la población felina no se puede dejar solo en manos de la Naturaleza, y es conveniente castrarlos (machos) 0 esterilizarlos (hembras), estos son procedimientos simples.
Los gatos que son cuidados pueden vivir entre 14 y 15 años y a veces mucho mas.

domingo, 9 de mayo de 2010

EL GATO EN EL ARTE

La esposa del mercader -1918
Boris Kustodiev pintor ruso 1878-1927
Museo Ruso de San Petersburgo

sábado, 1 de mayo de 2010

POEMA A UN GATO de JORGE LUIS BORGES



POEMA A UN GATO
Jorge Luis Borges, escritor argentino,1899-1986

No son más silenciosos los espejos
ni más furtiva el alba aventurera;
eres, bajo la luna, esa pantera
que nos es dado divisar de lejos.
Por obra indescifrable de un decreto
divino, te buscamos vanamente;
más remoto que el Ganges y el poniente,
tuya es la soledad, tuyo el secreto.
Tu lomo condesciende a la morosa
caricia de mi mano. Has admitido,
desde esa eternidad que ya es olvido,
el amor de la mano recelosa.
En otro tiempo estás. Eres el dueño
de un ámbito cerrado como un sueño.